El futuro de las puertas
Por muchas obras que se realicen en una comunidad para facilitar la entrada a todos los usuarios de la finca, rampas, barandillas, elevadores, etc. siempre queda una puerta que empujar y no todos los vecinos tienen las mismas características o disposiciones físicas para ello.
Es conveniente destacar que al intentar abrir una puerta de entrada se tiene que superar la fuerza que ejerce el muelle de la misma cuya misión consiste en cerrarla. La consecuencia de ajustar un muelle para una cómoda y relativa fácil apertura es que posíblemente no cierre adecuadamente la puerta.
---Solución:
Instalar un automatismo que básicamente abra y cierre la puerta mediante una orden. Existen varias opciones para enviar esa orden al automatismo y se pueden combinar entre sí. Emisor a distancia, llave de proximidad o símplemente empujando unos centímetros la puerta, por ejemplo.
---Características básicas:
El automatismo abre la puerta mediante una orden y abre la puerta a la velocidad que se le programe, permanece abierta el tiempo que se le haya indicado y pasado ese tiempo cierra la puerta a la velocidad que se le programe. No importa que existan corrientes de aire o cambios de temperatura.
--Ventajas:
-No tener que empujar la puerta para abrir
-Poder acceder a la finca aunque vayamos cargados con bolsas, carros, etc.
-Facilitar el acceso si tenemos alguna dificultad física temporal o permanente
-La seguridad de que la puerta se cerrará correctamente una vez completado el ciclo de apertura.
-Se puede instalar independientemente de la puerta, aunque lo ideal es instalarlo sobre una puerta de hierro nueva o que tenga una robustez suficiente.

Es importante que se instalen los mecanismos de seguridad que garantizen que la puerta nunca "atropellará" a nadie durante el recorrido de apertura o cierre.
C/ Industria, 22-24 - 08291 Ripollet (Barcelona) Tel. 93 580 33 52 Fax 93 580 34 77   Aviso legal